Instalan mesas de trabajo en Maracaibo para crear nueva Ordenanza de Impuestos

Fedecámaras Zulia, la Cámara de Industriales, la Cámara de Comercio de Maracaibo, y el Consejo Municipal, iniciaron este lunes las reuniones para coordinar las 27 mesas de trabajo que derivaran en la nueva Ordenanza de Impuesto a las Actividades  Económicas (ISAE).

Ricardo Acosta, presidente de Fedecámaras en la región, explicó que en los próximos días los empresarios, comerciantes e industriales aportaran las consideraciones a dicha reforma, y así finalmente, a través de un consenso entre el poder municipal y el sector privado, lograr un instrumento que pueda comenzar a regir a partir de enero de 2020.  

Estiman tener resultados en dos semanas, razón por la que invitan a todos los sectores de la economía marabina, federados o no, a sumarse y participar en las mesas de trabajo, cuya ubicación por tipo de actividad, será informada por las redes sociales de los gremios involucrados.  

Por su parte, Jessy Gascón, presidenta de la Cámara Municipal, aseguró que están comprometidos en construir una ordenanza amplia y colectiva con las consideraciones emanadas de la municipalidad y el sector empresarial.

Durante la rueda de prensa, Gascón informó que habrá mesas para el sector alimentación, industrial, comercio, plástico, comida rápida, supermercados, centro comerciales, y otros tantos ya que esperan generar una consulta de más de 2.500 empresarios federados o no, aunque no detalló cuál será la unidad de cálculo para el pago de dichos impuestos.  

Ezio Angelini, presidente de la Cámara de Comercio de Maracaibo, subrayó que la meta es crear una ordenanza moderna, “bajando las tazas para aumentar la base impositiva (…) formalizar la mayor cantidad de empresas, realizar jornadas de cobro adecuadas, y trabajar en la sostenibilidad de los servicios públicos prestados”.

Orsiris Hernández, presidente de la Cámara de Industriales del Zulia, dijo recibir la invitación con optimismo. Instó a la Alcaldía de Maracaibo a honrar el compromiso asumido en agosto pasado, y discutir la fijación de la alícuota, la mejora en la prestación de los servicios y fomentar también la contribución ciudadana.  

“Si pudimos haber pagado en el pasado unos niveles bajos en los servicios municipales, en estos momentos ya el país no tiene esa disponibilidad, y la misma problemática que tenemos como ciudadanos, pasa porque nosotros podamos hacer nuestras contribuciones a nivel de la industria, pero sin que esto signifique el quiebre o cierre de las empresas”.

Por: Karen Parra | Fotografías: Lizaura Noriega