Qué elegiremos los venezolanos este 2020

Así no lo quieran unos y apoyen otros el 2020 habrá elecciones en Venezuela, “si las mismas son libres justas y con reconocimiento depende de muchos, podrían conducirnos en ruta al rescate de la democracia o a profundizar la autocratización”, ¿De qué dependerá? 

La repuesta es de la participación de todos, y esto en buena parte quedó supeditada a un proceso de Acuerdos y Negociación, lo que lleva a aprender a Reconocer a Reencontrarnos y a la Reconciliación, se conocía  la necesidad de crear el fenómeno que empujará a Maduro a este escenario, lo que era posible con incentivos, la movilización interna,  la presión externa y una oferta atractiva. Ahora en la actualidad parece que habría que marcar una ruta también para el sector opositor. 

Son muchos los organismos, foros y gobiernos que han dado su opinión sobre un camino para superar la crisis venezolana, todas coinciden en que esta pasa por un proceso electoral antes, en medio o al final de la ruta, “éstas elecciones se deben dar en un escenario que permita  las mismas en una forma de máxima competitividad” lo que paradójicamente también obliga a un ejercicio de entendimiento o consenso. 

De nosotros como ciudadanos está que las elecciones de 2020 sean recordadas entonces como el inicio de la ruta hacia la recuperación de la democracia en Venezuela, dándole un alto a la pretensión de perpetuar un régimen autoritario. Esto lo tiene claro parte de la dirigencia opositora de los partidos representados o no en la actual Asamblea Nacional, órgano éste que debe renovar sus integrantes según lo pauta la constitución este año.  

Algunos como es el caso del PSUV principal partido oficialista así lo ha entendido y  se encuentra desplegando programas que le permiten consolidar sus adeptos. “Por eso el llamado a las organizaciones opositoras al estar preparados para hacerles frente en medio de la coyuntura”.

La Asamblea Nacional actual es producto de las elecciones de diciembre de 2015, donde la estrategia unitaria opositora en función de Postulaciones Únicas producto de una alianza, la unificación en el mensaje junto a los números adversos que tenia y sostiene el actual gobierno a nivel de la opinión publica “en esa oportunidad permitieron una victoria electoral, que se pretendió extender en lo político” lo que no sería distinto cinco años después, donde si pudiera haber mayor fraccionamiento opositor pero peor aceptación a la gestión del gobierno.

Al igual que en el aspecto organizativo en el estratégico el Oficialismo (PSUV) parece estar más claro de esta condición, y opera en la destrucción de la confianza en el sistema electoral y en el voto  como herramienta. Por lo que como se venía advirtiendo nos corresponderá a nosotros restituir la confianza, al tiempo que se dan las garantías y condiciones que hace posible unas elecciones más justas.

Esto debe transcurrir en paralelo y simultáneamente con el fortalecimiento de la exigencia opositora de realizar elecciones presidenciales, que permita dotar de gobernabilidad a un nuevo gobierno “que nos debe conducir en la ruta a la superación a la crisis” esto debe estar presente en los actores, dirigentes y negociadores. 

A la comunidad internacional esto no les he ajeno y tienen presente al momento de mantener el respaldo a la actual Asamblea Nacional en su petitorio, pero sin obviar que el verdadero valor ésta en su legitimidad de origen producto de unas elecciones populares lo que denota cierta  representatividad de los sectores del país.  La realización de unas elecciones Parlamentarias podría ser el  punto de contacto y encuentro entre actores nacionales e internacionales que han apoyado a Guaidó o a la Democracia. Es decir los partidos que creen en u. Diálogo con los que están representados en el actual Parlamento, o de la Unión Europea con el Grupo de Lima. 

El desespero y la inmediatez en el espíritu de alcanzar posiciones no suele ser el mejor consejero, en ocasiones no solo basta con revisar la historia, o evaluar procesos similares; se debe estar claro de sus potencialidades y riesgos, como ejemplo la maniobra de Maduro éste 5 de Enero fue tan burda que lo llevó a ser criticado por sus propios aliados. El sector en poder está claro sobre el costo y pudiera permitir cierta flexibilidad que pudiera ser aprovechada para ganar en tener un Sistema Electoral más competitivo. Por otro lado los escenarios de confrontación y el aferrarse a los puestos por encima de las elecciones sólo conduce con el tiempo a la deslegitimación. 

Aníbal Sánchez | @anibalsanchez